Paro internacional de mujeres.

Desde GRBR nos pareció de suma importancia traerles las respuestas de las preguntas más frecuentes a fin de que todos puedan informarse. En el siguiente FAQ se responderán las siguientes preguntas:

-¿Cómo surgió el PIM?

-¿Cuándo y dónde paramos?

-¿Cómo paramos?

-¿Quiénes paramos?

-¿Por qué paramos?

-¿Los hombres también participan? ¿Cómo?

¿CÓMO SURGIÓ EL PIM?

El 3 de octubre del año pasado, las mujeres polacas realizaron una huelga de un día, un paro contra el proyecto de ley que intentaba penalizar el aborto incluso cuando fuese espontáneo o como consecuencia de una violación. Esa misma semana la ley fue rechazada por el parlamento y el día 3 de octubre fue bautizado como “lunes negro”.

Debido a la resonancia que tuvo el paro polaco en el resto del mundo, el 19 de octubre las mujeres argentinas decidieron organizar un paro de una hora junto a movilizaciones masivas en todo el país a causa de que en una semana sucedieron 7 femicidios y de las represiones que hubo en el Encuentro Nacional de Mujeres en el país. Vestidas también de negro y acompañadas del colectivo Ni Una Menos, instalaron en las calles y en sus trabajos el “miércoles negro”.

Unos días después a este paro argentino denominado “miércoles negro”, las mujeres polacas realizaron un segundo paro contra la violencia y la inoperancia por parte del Estado en cuestiones relacionadas a las problemáticas de la mujer. Debido a la repercusión de esta huelga y al apoyo y movimiento femenino que desencadenó la misma, las mujeres polacas decidieron contactarse con mujeres de otros países para poder organizar una movilización en conjunto, comenzando así por los países que apoyaron el “lunes negro”, tales como Corea del Sur y Rusia. Más tarde, se comunicaron con una vocera de Ni Una Menos Argentina  y crearon un grupo de Facebook donde incluyeron a Irlanda, Israel e Italia. Así decidieron que el grupo trabajaría de forma bilingüe inglés-español y pasaría a llamarse bajo el nombre Paro Internacional de Mujeres, teniendo como lema principal  “Solidaridad es nuestra arma”.

Allí se decidió y eligió el 8 de marzo para el día del Paro Internacional y se siguieron sumando países a la lucha hasta el día de hoy. Debido a las movilizaciones en EEUU y la Marcha de las Mujeres en Washington, las mujeres del Paro Internacional decidieron ponerse en contacto con las organizadoras estadounidenses concretando así realizar marchas de apoyo.

¿CUÁNDO Y DÓNDE PARAMOS?

El Paro Internacional de Mujeres es el día 8 de Marzo, el tiempo de cese de actividades, y el lugar y hora de la marcha depende de cada ciudad. En Rosario el cese de actividades será de 12 del mediodía a 3 de la tarde (15hs). La marcha será a las 18hs, comenzando por Plaza San Martín, agarrando San Lorenzo, Laprida y Córdoba hasta llegar al Monumento a la Bandera donde se finalizará la marcha con un acto de cierre y festival de música junto acompañado de intervenciones artísticas.

Aquí les adjuntamos un mapa en el que si buscan su ciudad, pueden encontrar los horarios de cese de actividades y de la marcha. Se van actualizando poco a poco debido a que las asambleas siguen dándose en la mayoría de las ciudades.

https://www.google.com/maps/d/u/0/viewer?ll=1.0670675927673956%2C0&z=2&mid=1AcjbqhlKK_aiB7EDwQn93zHZzBo

(Si no llegan a encontrar la información de su ciudad comuníquense en nosotros en cualquiera de nuestras redes)

¿CÓMO PARAMOS?

Cada mujer desde su lugar tiene el derecho de parar, pudiendo hacerlo de diversas maneras, estas pueden ser:

  1. Paro total de actividades laborales y tareas domésticas o roles sociales cotidianos.
  2. Paro parcial, es decir cese de actividades por 1 o 2 horas.
  3. En caso de no poder parar en tu trabajo, podes expresarte llevando elementos como banderas, carteles, o cintas de colores violeta o negros tanto como también ir vestida con ropas de esos colores.
  4. Asistir a manifestaciones, actos, marchas y demostraciones que se van a estar realizando en las calles de la ciudad.
  5. Boicotear las empresas que usan el sexismo en sus propagandas o en su enfoque hacia las trabajadoras.
  6. Boicotear a misóginos locales (a ser elegidos por ti).
  7. Huelga de sexo.
  8. Instalar e intentar expandir el mensaje de “fuera de oficina” explicando su porqué.
  9. Cese de compras por la jornada.
  10. Actos públicos de renuncia a creencias religiosas ligadas a la iglesia católica.

¿QUIÉNES PARAMOS?

Paramos mujeres de todo el mundo, siendo a la fecha 44 países: Alemania, Argentina, Australia, Belgica, Bolivia, Bosnia Herzegovina, Brasil, Camboya, Chad, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Ecuador, Escocia, España, Estados Unidos, Inglaterra, Fiji, Finlandia, Francia, Guatemala, Honduras, Hungría, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, México, Montenegro, Nicaragua, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Républica Dominicana, República Checa, Rusia, El Salvador, Suecia, Tailandia, Turquía, Uruguay, Ucrania y Venezuela.

¿POR QUÉ PARAMOS?

“Argentina, al igual que toda América Latina, atraviesa por una fase de restauración conservadora al mando del gobierno autoritario y neoliberal de Mauricio Macri. Para reconcentrar el capital y restaurar los privilegios de las oligarquías dominantes, arrasando con los derechos adquiridos por clases trabajadoras y minorías, y porque hasta hace un año teníamos a una presidenta mujer, en los últimos años la reacción conservadora fomentó una ola de misoginia y racismo, especialmente visible en la promoción mediática del fenómeno social del femicidio. Esta guerra contra lo femenino (especialmente dramática para las mujeres originarias y migrantes) deriva en casos aberrantes de femicidio pero también en hechos terribles de violencia institucional. Una mujer es asesinada cada 26 horas en la Argentina. Hay seis mujeres de pueblos originarios presas políticas. Otras, muchas, están presas por abortar, por defenderse legítimamente de sus agresores o por no haber podido defender a sus niños frente a aquellos. En el caso de la comunidad trans, se trata directamente de un genocidio institucional.

Por todas estas razones, y como el Estado es responsable por la falta de acciones para prevenir la violencia contra las mujeres y proteger a las víctimas, desde el año 2015 las mujeres argentinas venimos construyendo un movimiento horizontal, transversal y popular bajo la consigna de Ni Una Menos, que ha crecido exponencialmente en nuestro país y ha ocupado toda la región. Nuestras consignas más urgentes son:

– Basta de femicidios y travesticidios

– Basta de precarización laboral

– Aborto Legal Seguro y gratuito

– Implementación de la Ley de Educación Sexual Integral

– Separación Iglesia-Estado

– No a la trata

– Basta de persecución a migrantes

– Libertad  a Milagro Sala y compañeras presas políticas

– Desprocesamiento a todas las luchadoras populares

– Dignidad y fin de tratos inhumanos a las compañeras presas

– Socialización de tareas domésticas y de cuidado

– Jubilación para amas de casa

– A igual trabajo, igual salario

– Financiamiento para los programas de prevención de la violencia contra las mujeres y protección de las víctimas

– Mayores licencias laborales por maternidad y paternidad, y por violencia de género. “

En la última manifestación feminista, nos expusimos a una horda de ojos penetrantes que cuestionaban nuestra libertad, y que la amenazaban con la mismísima suciedad de sus palabras y de sus asquerosas miradas, nos expusimos y le hicimos frente machismo que nos rodea, y al sistema heteropatriarcal que nos oprime día a día y nos expusimos a que, como producto de la lucha, muchas mujeres expresasen que “no las representamos”.

No sólo nos preguntamos qué las representará a aquellas mujeres, sino que también nos preguntamos por qué quieren que el feminismo las represente. En vez de esperar que hablemos por ustedes, vengan y acérquense a que hablemos con ustedes. Vengan y decidan ustedes si venir en remera o en topless, vengan y pregunten, propongan y discutan.  El feminismo no te representa, pero te invita, te invita a que vengas como quieras, a que decidas vos, a que puedas elegir y ser respetada al hacerlo. Por eso te invitamos, por eso te convocamos a parar el 8 de Marzo y que juntas luchemos a fin de erradicar la violencia de género, los femicidios y los travesticidios, a fin de erradicar a la trata de mujeres y niñas, y el acoso callejero que nos ataca día a día. A reclamar la separación de la Iglesia y el Estado, y a reclamar con eso el derecho a decidir, el derecho al Aborto LEGAL, SEGURO y GRATUITO, y la libertad de aquellas compañeras que fueron detenidas por decidir sobre sus cuerpos. Veni y sumate al reclamo por una educación sexual integral, y por la financiación a programas de prevención de violencia contra las mujeres y protección de las víctimas. Vení y hacé valer tus derechos, tu trabajo, porque el trabajo en casa, TAMBIÉN ES TRABAJO, y por eso tenes derecho a parar.

Tenes derecho a parar este 8 de marzo porque te remuneran menos, por el mismo trabajo, solo por el hecho de ser mujer.

Tenes derecho a parar este 8 de marzo porque mientras una mujer muere cada 18 horas, el Estado se da el lujo de querer recortar el presupuesto que respalda la protección de víctimas y la lucha contra la violencia hacia la mujer.

Tenes derecho a venir y parar con nosotras porque tu voz se tiene que oír, porque el Estado tiene que dejar de darnos la espalda, y porque nuestro reclamo no puede ser desoído. Por eso este 8 de marzo para con nosotras, acercate y contá lo que te oprime a vos, te vamos a estar esperando.

¿LOS HOMBRES TAMBIÉN PARTICIPAN? ¿CÓMO?

De parte de Groundbreaking sostenemos que el sistema heteropatriarcal en el que vivimos también oprime al hombre en muchos aspectos y, por eso, creemos el feminismo también es cosa de ellos. Por eso, este 8 de marzo, invitamos a que todos aquellos hombres que quieran acompañar a las mujeres en la lucha lo hagan solidaridandose, ya sea realizando las tareas cotidianas que en muchos casos realiza la mujer, ocupando puestos de trabajo de mujeres para que estas puedan asistir a la marcha y realizar el cese de actividades, realizando tareas del hogar o roles sociales que ocupan las mujeres día a día, etc. Apoyen la lucha desde su lugar informándose, conversando y tratando estas problemáticas desde sus lugares, desde sus puestos de trabajo y de poder donde muchas veces las mujeres no son escuchadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s